Rodolfo y Margarita reciben visitas

Margarita y Rodolfo recibieron en su residencia de Portezuelo su primera visita de alumnos de Fundación Don Pedro. Durante toda una semana estuvieron acompañados de sus invitadas: Andreína Stocco (12) de 6º año y María Eugenia Borges (11) de 5º, ambas del turno vespertino.
Las niñas, a pedido de Rodolfo, escribieron en un diario personal todas las experiencias de su semana como huéspedes en la residencia de Portezuelo, y Rodolfo también narró sus impresiones acerca de lo vivido. A continuación se transcriben las notas de los diarios de las niñas.

Andreína y María a punto de partir hacia Portezuelo Andreína y María a punto de partir hacia Portezuelo junto a Margarita y Rodolfo.

"Llegamos a la casa de Margarita y Rodolfo y nos presentaron a la señora María Luisa y después pasamos a la casa y nos mostró toda la casa, después cambiamos de auto y nos fuimos a Punta del Este pero antes fuimos a Tienda Inglesa de Montevideo, luego llegamos a Punta del Este y nos mostraron toda la casa y nos empezamos a cocinar la comida y brindamos por la bienvenida de nosotras, elegimos el cuarto de Mateo y las dos dormimos en el mismo cuarto, la pasamos espectacular, nos fuimos a comprar helados al Freddo y fuimos a comprar un libro para leer nosotras y el libro se llamaba nosotras.
Tomamos el desayuno, fuimos a caminar como 8 cuadras, nos cansamos porque era alrededor de la playa, vinimos, almorzamos y nos fuimos para Portezuelo.
Y luego fuimos a comprar los libros, después fuimos a comprar alfajores para la merienda, luego le mostramos el diario a Margarita, después fuimos a jugar con Pablo, estuvimos hablando, jugando.
Hoy de mañana fuimos al puerto, vimos los lobos marinos y los barcos. Y después fuimos a la feria de noche, nos divertimos porque habían títeres, Margarita nos ponía a los títeres en la cara, después fuimos a la casa de Rodolfo y Margarita porque estaba lloviendo y salimos corriendo porque se nos mojaban los almohadones, luego comimos, también comimos el postre, nos fuimos a acostar, antes de acostarnos fuimos a caminar con Ibis, nos divertimos, íbamos a comprar anillos y cadenitas pero nos olvidamos de la plata.
Nos levantamos a las 11 horas y nos acostamos a la 1:30 de la mañana, desayunamos y nos fuimos a andar en lancha, juntamos caracoles y piedritas pero Margarita dijo que en la lancha no se podían llevar piedritas, entonces las tiramos a todas.
Después de andar en lancha fuimos a la casa de la madre de Cecilia, la señora de Mateo, cuando fuimos eran las 18:30 y vinimos a las 23:34 horas, luego escribimos el diario, cuando llegamos la bebé estaba ya de pantalón vaquero y tiene 2 meses y medio porque faltan unos días y cumple 3 meses, nos divertimos, llamamos por teléfono a nuestras familias, al otro día fuimos a andar en lancha, se nos quedó en el medio del mar, un barco nos llevó hasta el puerto. Al otro día nos levantamos y fuimos a andar en el barco de un amigo de Rodolfo y Margarita, nos mojamos en el mar, estuvo genial, encontramos a los sobrinos de Rodolfo, nos tiramos baldazos, bombitazos, el señor se cayó del barco chiquito, se iba solo, lo tuvimos que parar, vimos a dos maestras de los Mickys: a Cecilia y a Michel, me encantó conocer a Pablo, a Pedro, a Luís porque nos divertimos con ellos, la playa se llamaba, se sigue llamando Gorriti, vimos a dos maestras de los Mickys, nos divertimos."

María Eugenia Borges


"Salimos de la Fundación y fuimos a la casa a cambiar de auto y también fuimos a buscar las cosas para hacer de comer y después fuimos a Tienda Inglesa a comprar cosas y después seguimos el viaje al departamento de Rodolfo que era en Punta del Este y cuando llegamos a Punta del Este conocimos a Pedro que nos trajo las cosas hasta el departamento, cuando nos trajo las cosas Margarita nos mostró toda la casa y estaba muy linda, después de todo eso hicimos la comida con Margarita y a poner toda la mesa para cenar. Y después de comer limpiamos todo y nos fuimos a comer un helado, después fuimos a caminar y a una librería a comprar unos libros y después llegamos al departamento y yo y María nos bañamos y nos acostamos y empezamos a escribir en este cuaderno porque Rodolfo dijo que a la que escribiera le iba a regalar una cartuchera.
Anduvimos en lancha que se llama Namasté, estaba de más. Terminamos de desayunar, arreglamos todo y nos fuimos a caminar, paramos en una playa y después fuimos a una pescadería y después seguimos para el departamento. Ayudamos a Margarita a hacer de comer, yo y María pusimos todo en la mesa y después nos sentamos a comer y después el postre.
Después de todo eso fuimos a acompañar a Margarita a comprar libros y después fuimos a comprar alfajores y bizcochos y después seguimos para el departamento, hoy de mañana fuimos a ver lobos marinos, estaban lindos. Hoy estuvimos todo el día con Pedro y después estuvimos esperando a Leandro y a Mateo y a Rodolfo y al ratito nos fuimos a la plaza a mirar todas la cosas que había: cuadros, títeres y cadenitas y cuando llegamos al departamento nos sentamos en la mesa a comer.
después de comer limpiamos todo con Ibis y nos fuimos a caminar un ratito y nos mojamos un poco y nos gustó mucho y después nos vinimos al departamento a acostarnos. Después de comer nos fuimos a las maquinitas con Leandro y Tatú.
Ayer fuimos a McDonald's a comer y después de ahí nos fuimos a las maquinitas con Ibis y después nos fuimos al departamento a dormir.
Hoy cuando nos levantamos fuimos a andar en barco grande, al ratito fuimos a andar en bote y nos mojaron todas con bombitas de agua, después nos fuimos al departamento, nos bañamos y Margarita y Rodolfo se fueron y nosotras caminamos y al ratito nos fuimos a las maquinitas con Ibis y nos divertimos mucho.
Hoy nos levantamos, desayunamos, y bajamos para abajo a hablar con Luís y después fuimos a buscar los bolsos y después nos fuimos antes que venga Pedro y el otro portero nos despedimos. Anoche cuando salimos del departamento nos fuimos a Portezuelo y ahí nos cambiamos, nos fuimos a la playa que estaba atrás de la casa y después nos vinimos y nos bañamos y nos fuimos para Montevideo, cuando llegamos a la F.D.P. nos estaban esperando nuestras hermanas y nos fuimos. Los dueños del barco eran Claudia y Eduardo, el barco se llamaba Balanza."

Andreína Pereyra