Banner del sitio de Fundación Don Pedro

Respuestas a la evaluación de la Escuela 138

Respuesta del profesor Favio Ramírez

Querido Rodolfo:
Entiendo que todos tenemos defectos, gracias a Dios porque eso nos humaniza, nos recuerda que somos seres finitos, imperfectos, limitados, que sólo estamos de paso por esta vida. Lo que no concibo es que puedan existir diferencias abismales en la forma de ser de una persona entre un turno y el siguiente, o entre una escuela y otra... o que el profesor mejor evaluado del año pasado pase a ser quien recibió las más duras críticas. Sin lugar a dudas los criterios o la intencionalidad difieren del resto de los evaluadores. Pude notar a Facundo bastante dolido cuando leyó su evaluación. Personalmente, más allá de no estar de acuerdo con el contenido, creo que lo que más afecta negativamente es el formato crítico destructivo de la evaluación; no apunta a construir. Ahora bien, como lo planteo en el informe, estoy realmente orgulloso y contento de formar parte de Fundación Don Pedro; puede ser porque vengo de otro ambiente laboral más competitivo, más superficial, o por mi formación cristiana que me orienta a atender a los más necesitados. Y el compromiso que creo que todos deberíamos asumir cuando nos ponemos la camiseta de la Fundación es un compromiso con los niños, no con maestras, directoras, inspectoras, etc. Va mucho más allá del compromiso laboral, es un compromiso personal, humano, de educador a educando. Yo no estoy dispuesto a fallarle a los alumnos de esta escuela que ven en la Fundación institucionalmente, y en mí, particularmente un referente ético. Les estoy pidiendo a algunas clases que escriban qué les parece el trabajo de la Fundación, y la respuesta es por de más positiva. Esas son las "verdaderas" evaluaciones, las que provienen del amor desinteresado de un niño, de un alma sin contaminación social. Pongo todo mi empeño en cumplir con mi tarea cada día mejor, por eso quiero expresar que para mi es un desafío continuar en esta escuela, un desafío al cual quiero enfrentar, más que nada para que los niños no sean víctimas de malas o irresponsables desiciones adultas.
Un gran abrazo desde Belloni.

Favio


Respuesta de Rodolfo Deambrosi

Querido Favio
No podía aspirar a una respuesta más gratificante, a esta hora soy yo el que me siento realmente orgulloso de contar con un colaborador tan altruista, humano y con un espíritu excepcional. Sin duda que tus palabras están llenas de contenido y riqueza... Increiblemente es poco explicable que lo que sea muy bueno para una directora no lo sea para la otra y con tan disímil evaluación, siendo teóricamente la misma escuela con la misma población. Entiendo que la respuesta a mi pregunta está evacuada...
Sin duda es fundamental que los niños nos evalúen ya que todo apunta a ellos... Sin lugar a dudas estamos para ellos y por ellos.
Un abrazo Rodolfo.