Banner del sitio de Fundación Don Pedro

Llegamos a Gualeguaychú

El miércoles 20 de diciembre, luego de los pasos simbólicos que habíamos dado previamente en Montevideo, partimos en viaje a Gualeguaychú con los niños que, como embajadores de paz, protagonistas de este emprendimiento y portavoces de nuestra Fundación, llevarían a los hermanos Argentinos y Uruguayos mensajes de amor, paz, alegría y amistad.
La delegación fue excelentemente recibida en todos los lugares donde se detuvo a dar su mensaje.
La primera parada la en Fray Bentos, donde fuimos recibidos por el Intendente Omar Lafluf e Isabel Bordoli, quien gracias a Rosario Castellanos, que fue una de nuestras más fuertes seguidoras en este emprendimiento, actuó como contacto entre Fundación Don Pedro y la Intendencia de Río Negro. Tambíen estaba en el comité de bienvenida la Cónsul Argentina, autoridades de Primaria, Ediles, miembros de Rotarios y Leones quienes nos dieron mensajes que habían recolaectado en su ciudad para llevar hacia Argentina. Todo las actividades realizadas en Río Negro fue cubierto por medios locales.
El Intendente Sr. Omar Lafluf brindó un muy emotivo discurso, donde nos concedió el honor y la enorme responsabilidad de ser Embajadores de Río Negro y Embajadores Representativos de Uruguay en Argentina. Luego nos obsequió con una hermosa pintura y la bandera del departamento de Río Negro, de la cual, ya en Argentina, nos vimos en la responsabilidad de despredernos y entregarla como símbolo de hermandad al Intendente de Gualeguaychú. Nosotros por nuestra parte cantamos la "canción de los 5000 mensajes" que usamos como himno de este emprendimiento y el "tenemos tanto" con el que agradecimos por los amigos, intendentes, ediles, autoridades y la Fundación.
Luego de tan solemne recepción y de ser investidos con la responsabilidad de ser embajadores representativos partimos hacia Argentina. Nuestra primera parada fue en el corte de ruta realizado por los ambientalistas, donde se vivió uno de los momentos con mayor carga sentimental del viaje al bajar Rodolfo del ómnibus y sin mediar palabra se acercó a uno de los asambleístas y ambos se estrecharon en fraternal abrazo, seguidos por el resto de los ambientalistas y los embajadores de paz. Luego de un largo momento de lágrimas, silencio y abrazos, un asambleísta pudiendo dificilmente superar la emoción pronunció unas pocas palabras que resumieron todo el momento: "Bienvenidos, hermanos." Más adelante, ya superada la emoción, cantamos junto a Matha Harte la "canción de los 5000 mensajes" y el "tenemos tanto", con el que agradecimos por tener hermanos, amigos y Fundación.
Después de entregarles algunos mensajes seguimos camino hacia Gualeguaychú. Allí fuimos recibidos por el Secretario de Cultura local, Sr. Francisco Javier Villanueva quien nos llevó a conocer el Centro de Cultura de Gualeguaychú, ubicado en una de las calles centrales de la localidad. Luego de recorrer el lugar nuestros niños salieron a la calle a cumplir con su rol de Embajadores de Paz y repartieron mensajes de amor, paz, alegría y amistad a los transeuntes junto a niños de niveles socio económicos similares que concurren a una escuela de percusión patrocinada por la Intendencia de Gualeguaychú. Cabe destacar que en todo momento nuestros niños asumieron con gran responsabilidad su rol y su comportamiento fue excelente, tanto que fue motivo de elogio en todos los lugares que visitamos.
Al terminar esta actividad fuimos invitados a unos barracones, propiedad de la Intendencia, donde fuimos agasajados con unas muy ricas hamburguesas y bebidas y, más tarde, nos llevaron a la rambla de Gualeguaychú a disfrutar de unos deliciosos helados.
Ya de noche, y después de tan agitada jornada, nos fuimos a descansar en la Escuela Agrícola Técnica de Gualeguaychú, donde nos brindaron posada y estuvimos hasta altas horas de la noche compartiendo juegos, algarabía y diversión.
El jueves, segundo y último día de nuestro viaje, a las 9:00 desayunamos invitados por la Intendencia en la Escuela Agrícola Técnica para luego disfrutar juntos de los juegos instalados en el predio y recorrer la granja para ver los animales que ahí habitan.
La última actividad en Gualeguaychú fue la suelta de globos, cada uno de ellos con un mensaje dentro de sí, en la plaza central de la ciudad. Este último acto simbólico fue cubierto por varios medios locales, Todo Noticias y Canal 13 de Argentina.
Finalmente, comenzamos el regreso a la Fundación pero no sin antes despedirnos de nuestros amigos del corte del puente con un emotivo abrazo de amistad.
La última parada del viaje fue en Mercedes, capital del departamento de Soriano donde almorzamos en el Club de Remeros y luego nos bañamos en la playa del Río Negro.
Llegamos a la Fundación a las 20:45 del jueves con un hermoso sentimiento en el espíritu: el placer de haber cumplido sin el más mínimo inconveniente y con creces nuestra misión. Nos recibieron aquí, con un gran orgullo, los padres de nuestros protagonistas y amigos, y entre anécdotas, lágrimas y abrazos de emoción terminamos finalmente nuestro cometido.



[conexiones rápidas]