Banner del sitio de Fundación Don Pedro

Algunas cartas enviadas desde las escuelas a la Fundación

Carta de la maestra Bernardette Font

Montevideo, 14 de junio del 2007

Queridos compañeros de la Fundación:
Nos alegró mucho la visita que hicimos a su casa. Sentimos que nos recibieron de corazón y les agradecemos mucho. Salimos muy contentos de haber compartido la mañana con ustedes.
Enviamos producciones de texto que hicieron los niños y luego pasamos en la sala de informática. Todas coinciden en lo genial que se sintieron al ser tan bien recibidos y respetados.
Esperamos volver a visitarlos hacia la primavera y acompañados por padres.
Muchas gracias por estar allí y ayudar a tantos niños a sentirse niños.
Afectuosamente: Bernardette Font.
5º Año A - Escuela 249.


Carta del presidente de Comisión de Padres de la Escuela nº 139

Montevideo, 31 de mayo del 2007

Sres: Fundación "Don Pedro"

No me es fácil escibirles estas líneas en busca de ayuda, más aun sin conocernos, pero también sé que es mi responsabilidad como padre y vecino de la Escuela hacer que la voz de estos niños alguien la escuche.
Son inumerables las carencias en nuestra Escuela, pero me gustaría ántes de estos detalles contarles algo de ella:
La Escuela Nº 139 de tiempo completo fue construída para albergar a 140 niños, hoy nuestra escuela tiene más de 400 alumnos. Esa es una de las más grandes carencias. Todos los servicios que intentamos brindar a nuestros niños están colapsados. Los niños reciben desayuno, almuerzo y merienda, todo se prepara en la escuela y cuenta sólo con 2 cocineroas y 1 limpiador. El almuerzo se hace en tres turnos ya que es imposible hacerlo todos juntos. El postre se come en el patio, porque los tiempos son cortos.
En el comedor funciona una clase de 5º año separado por un tabique. Hay salones que usan bancos largos porque no hay amoblamiento y lo que llega es lo que otras escuelas ya no usan. Estamos tratando de solucionar el problema de los baños, donde tenemos un water cada 50 niños. También necesito contarles del trabajo que realizan un grupo de madres en apoyo al comedor, sería imposible dar de comer a 400 niños sin su apoyo. Nuestra escuela no está en ruinas, pero la crisis por la cual atravezó nuestro país en 2002 dio lugar a la formación de cuatro barrios irregulares en torno a la escuela y hoy está sobrepoblada. Los alumnos vienen de hogares humildes con muchas carencias. Si me preguntaran en que podrían ayudar a la escuela les respondería:
- Estufas: Los salones son fríos, hay 3 de chapa y estamos en un campo, hay 13 salones.
- Vestimenta: Ropa, equipos de agua, botas, calzado. Que sea usado no importa, hay niños que permanecen mojados en la escuela y no tenemos ropa para cambiarlos.
- Hojas para fotocopiadora: Tenemos una alquilada y hay meses que no podemos cubrir los gastos ni del teléfono.
- Computadora: Nuestro gran sueño, y quisiera explicarles por qué:
El mismo sistema educativo (primaria) discrimiena a un montón de escuelas, porque todos los avisos por beneficios que necesitan nuestros niños los envían por fax o computadora, cuando nos enteramos ya es tarde.
Señores de la Fundación, reciban desde ya mi agradecimiento en nombre de la gran familia de la escuela. Los esperamos para así conocernos mejor. Me despido compartiendo con ustedes el mensaje de una tarjeta que recibí de los niños de 5º año del año 2002:
Gracias, porque donde hay nada un poquito es mucho.