Banner del sitio de Fundación Don PEdro

Luego de la visita de representantes de la firma Ayax SA, nos colmó de alegría recibir este e-mail de Alejandro Elías

Estimados Rodolfo, Favio y todos los profes :

Honestamente me es muy difícil agradecerles, de verdad, porque no encuentro las palabras indicadas que puedan expresar todo lo extraordinario que ustedes hacen por todos los niños de la Fundación.
Va un pequeña anécdota a ver si puedo transmitir mi sensación : hace un par de años viajamos a India, con un grupo de la Empresa, y pudimos conocer un hermoso país,pujante, en crecimiento, con contrastes que quizás uno a la distancia no podría describir jamás. Extrema riqueza vs extrema pobreza conviviendo bajo una espiritualidad muy particular. Legados históricos, increíbles,como el monumento más grande nunca realizado al amor como es el Taj Mahal, y muchas otras obras imponentes, todo en contraste con una Nueva Delhi que se moderniza a pasos agigantados.
A que viene esta historia se preguntaran, es que lo que más me marco del viaje no fue nada de eso, fue ver la sonrisa pura de los niños que a pesar de estar en condiciones casi inhumanas, inimaginables, siempre ofrecen una sonrisa que gratifica profundamente, nada más hermoso que ver a los niños sonreír. En India viven desde lo Espiritual, sin tener en cuenta lo material, porque no está allí la felicidad, aunque obviamente hay condiciones que deben cambiar y mucho porque no merecen las condiciones de vida que tienen.
Ayer volví a sentir esa hermosa sensación de ver sonrisas de niños, pura, sentir el disfrute pleno de las actividades, y poder compartir el cariño y afecto que necesitan y necesitamos, esto por sobre todo lo demás.
Rodolfo, la obra que estás haciendo es sin dudas tu mayor fortuna, y tenés un equipo de muchachos extraordinarios que realmente disfrutan y se entregan al máximo para obtener la sonrisa de tus niños.
Vamos sin dudas a estar mucho más cerca, participar más activamente, porque obviamente les hace bien a los niños pero también nos hace bien a nosotros, porque somos todos iguales. A veces uno, en la vorágine de la vida toma distancia de las cosas que realmente gratifican a uno mismo. y nos gratifican porque podemos y debemos brindarnos al prójimo.
Mis más sinceras y cálidas felicitaciones, sigan así, y nos veremos pronto !!
Un fuerte abrazo y felicitaciones !!!


Alejandro Elías
AYAX SA