Banner del sitio de Fundación Don PEdro

El Sr. Rodolfo Deambrosi escribió una carta abierta el Domingo 12 de agosto en el Diario El País. Dicha redacción está basada en un carta anterior escrita también por él al Sr. Carlos Maggi, la cual se transcribe debajo de la publicación de El País.



Sin sindicato

Leer una oportuna nota el domingo 5 de agosto titulada 'los niños no tienen sindicato', me llevó a a reflexionar sobre el tema. Sin duda que esto es así y que tampoco deben tenerlo, ya que somos los experimentados los que tenemos la responsabilidad de educarlos y formarlos, en hábitos, en conductas y valores y porqué no, con nuestro ejemplo y experiencia, siempre y cuando se encasillen dentro de lo que podamos llamar buenos, para así poder ellos afrontar un futuro digno y prominente…

También estoy de acuerdo con que 'la enseñanza está infeccionada por las reclamaciones gremiales, que los sindicatos braman' y creo deberíamos conocer más a fondo porqué lo hacen… ¿será porque ellos también se sienten 'inermes', y no quieren permanecer 'mudos'?

Referente a la 'solidaridad, la que da oportunidad de saber y educarse y salir de pobre', ¿no es tarea de todos?.. 'sabemos que hay que hacer y sin embargo…'

Es triste que se hable de 'abaratar recursos', y más triste aún es que se 'haga un plan asistencial solo para que se transforme en un agradecimiento electoral de los padres a costa de sus hijos'

Sabemos que la población uruguaya está dividida en dos partes y que cada vez se alejan más la una de la otra, refiriéndose a ricos y pobres. Sería importante aclarar cual es el concepto de riqueza, o pobreza a la cual se hace referencia. No deseo herir susceptibilidades, sí, puedo contar mi experiencia…

En virtud de la máxima de Abraham Lincoln: 'educad a los niños y no tendréis que castigar a los hombres'; fue que en el año 2003 comenzamos junto a dos profesores a educar niños del barrio que estaban destrozando un local de mi propiedad. Comenzamos con 14 , hoy tenemos un centro con 300 niños y adolescentes y más de 35 personas que trabajan en la Fundación. La mitad de ellas trabajan en las escuelas, a las cuales también ayudamos con donaciones (más de 30 en este momento). Hoy conozco con mucho orgullo y autoestima 'el placer de ayudar' el más lindo de todos los placeres…

También he descubierto que ser rico es todo aquel que tiene algo para dar… (hay gente muy pobre que lo único que tiene es dinero, hay gente muy rica que lo único que no tiene es justamente dinero… eso sí que es riqueza)

Todos podemos contribuir con la educación, en la escuela y fuera de ella, con higiene, buenos modales, buenas costumbres, respetando a los demás, a todos aquellos que sufren carencias, dignificando a quienes que por causas del destino no tienen la vida que desearían y que nosotros los que estamos en una posición de ventaja debemos ayudar.

En la fundación estamos por lo positivo, siempre alabamos y el resultado es sorprendente. Las escuelas que apoyamos en el área de informática, educación física, música, danza; han cambiado, las maestras se sienten apoyadas, los niños dignificados, las directoras ven el cambio y los padres también.

Está en todos nosotros el que la escuela vuelva a ser un ejemplo, debemos sumar y no restar, debemos ayudar, así vamos a acercar las partes y evitar o zanjar las diferencias.

Más allá de partidos y consignas, quienes nos sintamos capacitados preparemos a estos niños para el futuro, ayudemos a la solución cultural, apoyemos a la escuela pública…

Pongamos lo bueno, potencializándolo y tratemos de minimizar lo malo, en una palabra ayudemos y capitalicemos lo positivo que hoy existe, hay mucha gente y/o empresas que pueden y deben colaborar…"



Carta original al Sr. Maggi

Montevideo, agosto 12 de 2007.

Sr. CARLOS MAGGI

De mi mayor consideración:

He leído con atención su artículo, titulado “los niños no tienen sindicato”….

Sin duda que esto es así y que tampoco deben tenerlo, ya que somos los experimentados los que tenemos la responsabilidad de educarlos y formarlos, en hábitos, en conductas y valores y, ¿por qué no?, con nuestro ejemplo y experiencia, siempre y cuando se encasillen dentro de lo que podamos llamar buenos, para así poder ellos afrontar un futuro digno y prominente…

También estoy en un todo de acuerdo que” la enseñanza está infeccionada por las reclamaciones gremiales, que los sindicatos braman”…deberíamos conocer más a fondo porqué lo hacen….¿será porque ellos también se sienten “inermes” , y no quieren permanecer “mudos”?

Referente a la “solidaridad, la que da oportunidad de saber y educarse y salir de pobre” ¿no es tarea de todos?..

Ud. Dice” sabemos que hay que hacer y sin embargo….”

Bueno, aquí es el punto que quería llegar…

Es fácil decirle a los demás lo que tiene que hacer, es triste que se hable de “abaratar recursos”, y más triste aún es que se “haga un plan asistencial solo para que se transforme en un agradecimiento electoral de los padres a costa de sus hijos”..

Ud. dice que la población uruguaya está dividida en dos partes y que cada vez se alejan más la una de la otra, refiriéndose a ricos y pobres.

Sería también importante aclarar cual es el concepto de riqueza, o pobreza a la cual hace referencia. No deseo abrir opinión ni herir susceptibilidades…., pero sí, puedo contar lo que hago…

En el año 2003 comencé con dos profesores a educar niños del barrio que estaban destrozando un local de mi propiedad.

Abraham Lincol dijo: “educad a los niños y no tendréis que castigar a los hombres”, en virtud de esta máxima comenzamos con 14 niños, hoy tenemos un centro con 300 niños y más de 35 personas que trabajan en la Fundación. La mitad de ellas trabajan en las escuelas, las ayudamos con donaciones (más de 30 en este momento) de nuestra empresa y con profesores que paga la Fundación. Hoy conozco con mucho orgullo y autoestima “EL PLACER DE AYUDAR” el más lindo de todos los placeres….

También he descubierto que ser rico es todo aquel que tiene algo para dar…(hay gente muy pobre que lo único que tiene es dinero…hay gente muy rica que lo único que no tiene es justamente dinero….eso, sí, que es riqueza….)

Todos absolutamente todos podemos contribuir con la educación, en la escuela y fuera de ella, con higiene, buenos modales, buenas costumbres, respetando a los demás, a todos aquellos que sufren carencias y desvelos, dignificando a quienes que por causas del destino no tienen la vida que desearían y que nosotros los que estamos en una posición de ventaja no sabemos o no queremos ayudar o tolerar.

Hoy la crítica es una moneda común, no es constructiva, nos aparta, los medios se dedican a las malas noticias, pensando que son las que venden… esto es el mundo alrevés.

En la fundación estamos por lo positivo, siempre albamos y el resultado es sorprendente. Las escuelas que apoyamos en el área de informática, educación física, música, danza… han cambiado, las maestras se sienten apoyadas los niños dignificados, las directoras ven el cambio y sin duda lo valoran…y los padres también.

Sí, las escuelas de tiempo completo pueden ser la solución, pero necesitan más presupuesto, no sólo son convertirlas o crearlas sino hay que munirlas de profesores llamados especiales, extracurriculares, para que los niños estén más horas pero entretenidos, las maestras hoy se agotan teniendo más horas de clase sin lograr los objetivos.

No estoy ni quiero justificar a la dirección actual pero el haber heredado las escuelas de tiempo completo sin la infraestructura extra curricular correspondiente, no estimula el seguir ampliando la nómina para que la atención no sea la adecuada.

Está en todos nosotros en que la escuela pública vuelva a ser un ejemplo, debemos sumar y no restar, debemos ayudar y no criticar.

Aquel que se considere un ciudadano digno debe ayudar y no criticar o desprestigiar. Aquel que se considere rico debe de ayudar, eso es lo que debemos de predicar, de hecho yo lo hago con mi ejemplo, y creo que por ahí vamos a acercar las partes y evitar o zanjar las diferencias.

“el gobierno ejerce la misericordia, no tiene perspectiva cultural” eso es lo que UD. Manifiesta, bueno más allá de partidos y consignas, quienes nos sintamos capacitados preparemos a estos niños para el futuro, ayudemos a la solución cultural, apoyemos a la escuela publica…

Pongamos lo bueno que debe de haber potencializándolo y tratemos de minimizar lo malo, en una palabra ayudemos y capitalicemos lo positivo que hoy existe, hay mucha gente y/o empresas que pueden y deben colaborar, y si no saben como hacerlo contacten a, www.fundaciondonpedro.org que con muchísimo agrado los podemos guiar…

Resumiendo todos deben descubrir y conocer “EL PLACER DE AYUDAR”, es tarea de todos construir un futuro digno y prominente para nuestros niños…

RODOLFO DEAMBROSI
Presidente de Fundación Don Pedro


Comentarios de las directoras de las escuelas acerca de la carta al Sr. Maggi

Estimado Sr. Rodolfo Deambrosi:
Leí el artículo publicado por usted en respuesta al Sr. Carlos Maggi, coincido con usted en que la educación es tarea de todos. Es importante invitar a reflexionar, como usted propone ,sobre el rol de cada ciudadano en la tarea educativa. En cada una de nuestra actitudes y expresiones estamos educando a otros, a quienes comparten con nosotros el trabajo, a nuestros vecinos, a nuestros hijos, a los niños que nos observan. Educamos con lo que decimos y también con lo que ocultamos. También nos preguntamos sobre lo que sucede en los medios de comunicación, queremos una sociedad mejor y la educamos a los niños a través de lo que ven y oyen en los medios de comunicación , sin fomentar el cultivo de valores esenciales para poder convivir.
Confiamos en que personas como usted continúen adelante en el desafío de convencer a participar en situaciones de compromiso con la educacíón de una manera real y valiosa sin quedarse solamente en el discurso.
Gracias en nombre de los niños uruguayos.

Edel Sedes Mtra. Directora
Escuela No.289

Estimada directora: le agradezco su carta de agradecimiento y estoy encantado en haber contribuido a una mejora en su lugar de trabajo que sin duda va a repercutir en el funcionamiento y en el bienestar de toda la escuela.
Referente a sus comentarios sobre la carta a Carlos Maggi me llena de satisfacción y orgullo. Sus palabras encuadran y se hacen solidarias del espíritu que desea difundir nuestra fundación.
Rodolfo Deambrosi

Estimado Sr. Rodolfo Deambrosi:
Leí el artículo del Sr. Carlos Maggi y su carta en respuesta al mencionado artículo.
Coincido con sus dichos. Creo que la educación es tarea de todos. No sólo educan los Maestros. Se educa en las aulas pero también se educa en las casas, en las calles, en un ómnibus, mirando un programa televisivo, o a través de lo que se escribe en un diario. Educamos diciendo y haciendo, pero educamos también cuando callamos o no hacemos. Educan los medios de comunicación cuando muestran malas noticias, o cuando difunden actitudes soeces de programas de dudosa calidad y educa también cuando soslaya lo bueno y no lo menciona. Educar es tarea de todos y si queremos un país o un mundo mejor, todos debemos encarar la tarea.
Los niños de los barrios carenciados necesitan más oportunidades que otros niños de hogares más favorecidos, necesitan más estímulos, contención y afecto. Si se brindan mejores condiciones florecen como cualquier otro niño. Es por eso que la obra de la Fundación que Ud. dirige, me parece muy válida e inspiradora. En la Fundación toman la educación como tarea de todos y la llevan adelante transmitiendo valores y por eso va mi agradecimiento en nombre de todos los niños que los reciben.
Silvia Bugallo
Maestra Subdirectora de la Escuela No.179


Estimado Rodolfo:
Recibí su mail, lo que me llevó a consultar la nota de Carlos Maggi, que no conocía. Me pareció importante compartir con mis compañeras el artículo del diario, así como la carta que usted le envió y así es como lo hicimos en la sala docente del día miercóles 15.
La mayoría nos sentimos gratificados por el hecho concreto de que, un ciudadano no docente, conozca tan profundamente la realidad de la escuela pública uruguaya, y en especial la de la escuela de tiempo completo, y que contribuya a la difusión de esta situación, apoyando con acertadas soluciones, en lugar de criticar. Una vez más agradecemos el apoyo de" FUNDACION Don Pedro" a nuestra Escuela Pública.
Con el cariño de siempre Olga Pippi


Estimado Rodolfo:
Luego de leer el debate establecido a través de la carta del Sr Maggi y su contestación, me gustaría que mucha gente la leyera para que sepa que relamente haciendo es que se beneficia al niño no criticando detrás de un escritorio. Cuanto se ha hablado de la educación, de los niños con riesgo de vulnerabilidad, de la pobreza pero no se toman actitudes comprometidas para hacer y sumar a la construcción de una sociedad más justa. Desde las escuelas las directoras y equipos docentes sabemos que dejamos lo mejor de nosotros para que todo pueda andar bien pero no hemos podido mejorar en mucho las condiciones de probreza de la cual provienen nuestros niños. Con ello cargamos y tratamos de darles toda la cultura necesaria para enfrentar el futuro con tan pocas posibilidades reales que les dejamos. En fin, ojalá esto sirva para que más gente piense y empiece a cambiar en su forma de actuar. Gracias por la carta y la posibilidad de contestar.
Pier, Escuela Nº 173 (que ya tiene un salón renovado para instalar una nueva sala de informática).
Gracias otra vez.