Villa del chancho

Rodolfo Deambrosi | Montevideo

Namasté: En todos los países del primer mundo las autoridades estatales están para ayudar a los habitantes, no así en el nuestro -lamentablemente más que tercermundista- donde aparentemente están para entorpecer, anular o tal vez combatir a las instituciones y/o personas de buena fe, que ven lo que ellas intentan ignorar.

En el pasado mes de julio, camino Oncativo fue remozado, limpiado sus cunetas, maquinado y repavimentado -lujo tal vez innecesario en virtud de otras prioridades acuciantes-. Para sorpresa de todos los que viven y trabajamos en la zona, esto no fue realizado para nosotros vecinos, sino para que pasara el señor intendente a la inauguración de una planta cercana. Tal vez lo repavimentaron para que el jerarca pasara rápido y no viera uno de los peores asentamientos de la ciudad -Villa del chancho-. El hecho es que, mientras nosotros estamos en vías de cerrar nuestro centro en virtud de una epidemia de sarna proveniente de las condiciones infrahumanas en las cuales viven los niños de Villa del chancho, ésta se encuentra asentada en un predio municipal, ex cantera rellena de basura por la propia intendencia, donde debería estar vallado por ser un terreno altamente contaminado, donde se han determinado índices totalmente increíbles de plombemia, donde no hay agua, ni luz, ni existe ningún control de parte de quien es dueño y responsable de todos los desórdenes y omisiones que allí ocurren -la Intendencia Municipal de Montevideo-, la cual en otras áreas fiscaliza, multa y clausura con o sin razón a quien no cumple las reglamentaciones que ella es incapaz de acatar y menos cumplir.

Sumado a todo este panorama, lo que aún más indignación nos crea es que nuestra institución ha adquirido un predio de 53 hectáreas (530.000 m2) para erradicar y organizar estos asentamientos míseros, y la propia intendencia se opone a nuestro proyecto por encontrarse éste a 150 metros de la línea de saneamiento y estar ubicado según ellos en área rural. A cada familia se debería otorgar 30.000 metros de terreno para así cumplir con la reglamentación de ordenamiento territorial para zona rural; el absurdo es tan incomprensible que saca de quicio al más equilibrado.

¿Deberemos esperar que ocurra un hecho grave, trágico, irreversible, lamentable para que alguien, tal vez la justicia, imponga el orden que hoy se ignora?

"Fundación Don Pedro"(www.fundaciondonpedro.org) es una institución privada, sin fines de lucro, la cual a través de un enfoque lúdico-deportivo brinda a 300 niños y a sus familias de la Cruz de Carrasco un espacio donde desarrollar sus intereses, favoreciendo cambios significativos en su proyecto de vida. "Educad a los niños y no tendréis que castigar a los hombres" y "el placer de ayudar" son los lemas de la fundación. Bajo esta consigna, la institución colabora con 15 escuelas públicas de contexto crítico en las siguientes disciplinas: informática, educación física, canto, danza y mejoras edilicias.

P.D. "Namasté": palabra en Sánscrito, idioma usado en la India, con un significado muy espiritual, a saber: buen día, Dios te bendiga, seas bienvenido, etc. juntando las manos a la altura del cuello, mirándose a los ojos y pronunciando esta palabra configuran el saludo tanto de recibimiento como despedida. No hay contacto físico entre las personas pero se produce una onda comunicativa o perceptiva muy agradable y profunda. Esta modalidad fue adoptada en el centro a partir del foco contagioso que lo afecta.