Villa del Chancho

R. Deambrosi Fleurquin | Montevideo

"Aparentemente debería sentir orgullo de nuestro Ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, el cual según publicación del diario El País fecha 15/02/06 fue, en el marco de recientes visitas por él realizadas en Europa a instituciones dedicadas a protección de la salud humana y medio ambiente, distinguido y nombrado por aclamación Presidente de la Reunión de la Convención de Basilea. Mas tristemente este honor se ve totalmente opacado por la realidad que en nuestro país vivimos.

Cuando el arquitecto Arana tomó la Intendencia y la dejó ocho años después, tenía según él "prioridad uno" la erradicación de un asentamiento llamado 'Villa del Chancho', donde 27 familias viven y comen dentro de la basura -Camino Oncativo, Cruz de Carrasco- con las consecuencias imaginables: grave desnutrición infantil, plombemia extrema y un largo etcétera.

Ante la imposibilidad de la Intendencia de suministrar el terreno prometido y ante la gravedad de la situación, Fundación 'Don Pedro', de la cual tengo el honor y el orgullo de ser el Presidente y sostén económico, adquirió 53 hectáreas para llevar a cabo dicha tarea.

Nos desconcierta que la IMM, en lugar de aplaudir la adquisición de tan increíble predio el cual sería donado por la fundación a las familias en cuestión y apoyar tan altruista gesto, nos pone trabas burocráticas como si esto se tratase de un negocio o peor aún, un country exclusivo, cuando ni más ni menos estamos haciendo un trabajo y una obligación social que sin duda es ella la responsable de solucionar.

Nos sorprende la actitud de indiferencia a brindar apoyo a la posibilidad cierta de sacar a esta población marginada de la miseria y contaminación en la cual viven. Increíblemente se han invertido totalmente los papeles y lo injustificable es la actitud irresponsable y mezquina en que esta situación ha desembocado.

Sería importante que el Sr. Ministro recordara su época de intendente y más allá de conquistar aclamaciones, avalara una solución para tan desvalido grupo humano.

Fundación Don Pedro es una institución privada, quien a través de un enfoque lúdico-deportivo, brinda a 300 niños y a sus familias de la Cruz de Carrasco un espacio donde desarrollar y ampliar sus intereses, favoreciendo cambios significativos en su proyecto de vida."