Banner del sitio de Fundación Don PEdro

Carta de Rodolfo Deambrosi a Diario "El País" - 10/09/2007

"Sr. Director tengo el agrado de dirigirme a Ud. para compartir con sus lectores una grata experiencia, la cual paso a relatar.
Hace aproximadamente tres meses nos llegó la iniciativa de participar en un evento el cual culminará en el año 2012 en las Olimpíadas de Londres.
El desafío consistió en la elaboración de un tapiz o mural de 4.50 metros por 2.50, confeccionado con telas, que debería cumplir con normas establecidas por los creadores de la idea, la cual se originó en el Canadá a través de la Sociedad Creativa del Mural de la Paz, los participantes hasta ahora han sido, Canadá, Suiza, Irlanda y Uruguay, siendo hasta diez el número máximo.
El tapiz debe expresar las cosas sobresalientes del país, cultura, geografía, características, costumbres y además estar presentes la Luna y el Sol. Se optó en representar a Uruguay como El Río de los Pájaros Pintados, según la traducción del guaraní.
Una vez aceptado el concepto y los bocetos originales y cientos de dibujos aportados por los niños, viajaron desde Canadá, concretamente desde la isla Victoria frente a Vancouver cuatro señoras de la Organización para armar y coser el tapiz.
El viernes 31 ante una gran audiencia expectante fue presentado al público y a los propios niños participantes.
El resultado fue altamente positivo, cabe destacar que además de los niños y adolescentes que concurren a nuestra Fundación, también participaron escuelas e institutos privados.
Es importante resaltar el compromiso, la responsabilidad y la dedicación que mostraron en todo momento los niños y adolescentes de nuestra Fundación, estableciendo una vez más que todo es un tema de educación y de oportunidades, pues el resultado iguala o supera a países considerados del primer mundo, tal vez se deba a la riqueza en la expresión y en los sentimientos.
Hoy somos dueños de un tesoro que es de todo el Uruguay y queremos mostrarlo antes de que lo llevemos a Canadá, para que todos veamos lo que somos capaces de hacer.
Cuando un proyecto de esta magnitud se inicia con un SÍ, cuando hay una excelente voluntad mancomunada, donde impera el orden y mucho amor, los resultados son sorprendentes, asombrando a las propias organizadoras las cuales se han nutrido de cariño, de buena voluntad y de muchísimo afecto durante estas cuatro semanas de estancia en nuestra querida tierra.
Además de compartir deseo invitar a todas aquellas personas que se sientan motivadas a visitarnos, así como a quienes deseen exponerlo para conocimiento y deleite de la capacidad de los niños uruguayos."

Rodolfo Deambrosi
Presidente de Fundación Don Pedro