Banner del sitio de Fundación Don PEdro

Cantos de hermandad al embajador

El embajador argentino Hernán Patiño Mayer recibió ayer una grata visita: un grupo de niños de la Fundación Don Pedro entonó canciones de hermandad y amistad entre los dos países en el patio de su residencia de Carrasco.
"Si todos nosotros tuviéramos el corazón como lo tienen ustedes, corazón de chicos, corazón de niños, seguramente las cosas, la vida sería mucho más simple de lo que es. Los grandes a veces les complicamos la vida a los chicos", les dijo Patiño luego de escuchar y tararear con los menores.
La Fundación Don Pedro funciona en la zona de Carrasco y se dedica a atender a niños carenciados.
Patiño relató lo que su hija de 8 años le dijo cuando se enteró que el grupo de niños iba a la residencia. "Me dejó estas banderas -mostró un dibujo con las banderas de Argentina y Uruguay entrelazadas- y yo le dije si se las podía regalar a los chicos. Y ella me dijo: `no papá, es para vos, ponelo (al dibujo) para que estén las dos banderas, la argentina y la uruguaya`".
La hija de Patiño hace seis años que vive en Montevideo, y según relató el embajador no conoce el himno argentino.
Los niños portaban carteles con las leyendas "Que el Río de la Plata y sus afluentes nos unan siempre", "Construyamos puentes que nos unan con cariño de hermanos" y "Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera".
Estos niños irán a Gualeguaychú el 20 de diciembre. Le dejaron al embajador un ramo de flores (ceibo), que Patiño dijo que entregará a su hija.